Artículos,  Crianza,  Reflexiones,  Videos

La Educación prohibida, el documental que cambió mi forma de ver la enseñanza

Este mes de enero la comunidad Madresfera propone el tema #Educarenlapaz . Cuando pienso en Educar en la Paz, se me viene a la cabeza la filosofía Montessori, nada mas cerca de esa forma de vida.
educar en la pazEmpecé a mostrar interés en esa forma de educar, cuando, hace unos años, de casualidad, por Youtube, me encontré un documental, titulado «La Educación Prohibida», ese documental gira en torno a unos pocos alumnos que se revelan contra el sistema educativo, se sienten como ovejas que tienen que ir todo el rato a merced del rebaño, coartando su libertad de expresión y su creatividad. Los alumnos interactuan con profesores y contiene entrevistas a distintos profesionales de enseñanzas alternativas como Montessori y Waldorf.
Al poco tiempo, mi hermana me habló de que quería formarse en esa filosofía, y así lo hizo,  actualmente es asistente de guía Montessori , realizó tareas de voluntariado en dos espacios Montessori. Todo lo que ella me contaba, me dejaba embobada. Todo lo que hacían los niños, en un entorno natural, disfrutando de una libertad de expresión, nada comparable a la que se tiene en la escuela convencional. Plantar semillas, trasvases de líquidos, materiales didácticos ecológicos….
Hubo un antes y un después, tras ver ese documental, el cual os recomiendo.
Se basa en la Educación para la paz, no hay gritos, no hay una palabra mas alta que otra, no hay castigo físico… Siempre se intenta buscar el diálogo intentando razonar con el niño, como si fuera un mini adulto. A que no se te ocurriría gritarle a un adulto, ni empujarle, ni insultarle cuando su comportamiento no es de nuestro agrado? Pues entonces por qué hacerlo con los niños?
No hay niño malo, sino adulto con poca paciencia. Cuántas veces estallamos ante sus rabietas?, somos adultos con muchas cosas por hacer y muy poco tiempo, no nos paramos a dialogar, es mas fácil dejarnos llevar por nuestra ira, pero la experiencia me ha enseñado que , pararnos a contar hasta diez, respirar y calmarnos, nos puede facilitar muchísimo las cosas.  Así que , no es fácil, pero hay que tirar de paciencia en esos casos.
En Montessori, el niño es el que guía, el adulto está ahí para asesorarle, observar sus progresos y fomentar el área que se le da bien. No todos los niños son buenos en matemáticas, ni en lengua, si un niño es bueno en lengua, vamos a cultivar esa faceta, vamos a acompañarle y alentarle en el camino y quizás se convierta en un buen escritor o abogado.  Hay escuelas Montessori muy buenas pero nada accesibles a una familia de clase media o baja. Espero que en un futuro, no muy lejano, la escuela convencional , adopte esos ápices de filosofía y las aplique a la enseñanza pública , para que todos los niños tengan acceso a esas prácticas tan beneficiosas para su futuro personal y profesional.

 Os dejo el link de Youtube para que podáis verla y os animo a que la comentemos.

Los niños de hoy son los adultos de mañana, si los tratamos con respeto, ellos también nos respetarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este artículo, accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de este sitio web, propiedad de Sandra Casas, cuya finalidad es solamente gestionar los comentarios que realizas en este blog . Los datos que introduzcas en el formulario, están ubicados en los servidores de Induscomp y no serán utilizados bajo ningún tipo de uso comercial ni publicitario.

Comenta! .👉🏽Tu comentario es muy importante y me anima a seguir! Gracias por tu tiempo..🙋🏽‍♀️

doce − diez =